Luna en 8

Sola y radiante se deviene al reflejo de un cisne
en su aleteo cruzado, vivo, ardiente, sonámbulo
En su descenso al brillo del espectro resuelve la duda
si cabe, el placer de la caricia sesgada en lección.

Reflejo de lo escondido en su giro, nos mira a los ojos
en el prenilunio de árboles cortados,  sangrantes,
nos inunda en su grado y espira esferas de reflejos,
para que no olvidemos la luz de lo invisible.

Cris

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s